NACIONALES

VIDAL CONTRA LAS JUBILACIONES DE PRIVILEGIO DE LOS LEGISLADORES

Es en el marco del “ajuste político” que planea para 2018. Se lo comunicó al presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca. Cada legislador goza del beneficio del 82% móvil.

 

22282094_1957482070945478_2804415554582719941_n.jpg

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal dio la orden de recortar el gasto político desde que llegó a la Gobernación y ahora mandó una señal hacia la Legislatura provincial: terminar con las jubilaciones “de privilegio” de Diputados y Senadores y que los legisladores pasen al régimen jubilatorio de un empleado estatal.

El mecanismo de cómo hacerlo aún está en estudio. Una de las alternativas es derogar la ley que regula el régimen de ambas cámaras, la 8.320 sancionada originalmente en 1974 con modificaciones hasta el año 1995 y hacer una nueva ley.
Si bien los legisladores son reticentes a decir cuánto cobran, el sueldo de un diputado ronda los 70 mil pesos, mientras que los senadores perciben un haber superior: entre el 20 y 30% más que un diputado. Todo esto contando el desarraigo que cobran algunos legisladores, movilidades, etc. Además, no es igual el sueldo de cada diputado o senador. Las autoridades de cámara cobran más, al igual que los presidentes de bloques que tienen un porcentual discriminado en base a la cantidad de legisladores que representan.

Para jubilarse los legisladores deben tener 55 años de edad como mínimo y computar 30 o más años de servicios efectivos. Además se pueden acumular años de servicio de cualquier caja nacional, provincial, municipal o privada y “tener como mínimo dos años de antigüedad en el ejercicio del mandato de legislador”.
La decisión es política de parte de la mandataria. El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, había adelantado la futura acción de la gobernadora.

“María Eugenia quiere destinar más recursos a las obras de infraestructura, seguir aportando al plan de obras de la provincia de Buenos Aires y todos tenemos que hacer un esfuerzo en ese sentido. Porque ya lo ha dicho: la gente está haciendo un esfuerzo, lo ha venido haciendo y también es importante que la política lo haga”, explicaba semanas atrás a este medio. Ahora la decisión es firme.

Para que un legislador se jubile, según explica el artículo 5 de la ley, “se tomará como monto a los montos a los efectos de los aportes jubilatorios, toda remuneración compuesta por dieta más gastos de representación y sueldo anual complementario, lo cual sufrirá un descuento en concepto de aporte personal obligatorio del catorce (14) por ciento, y una contribución obligatoria por parte de ambas Cámaras, en su carácter de empleadores, del dieciséis (16) por ciento sobre dichos montos”.

El plan de la gobernadora es que los legisladores pasen al modelo jubilatorio que rige para un empleado estatal y sea a través del Instituto de Previsión Social. Dependiendo del caso, el haber de la jubilación ronda entre el 70 y el 80%, “sobre la remuneración mensual”. Además, a diferencia de los legisladores los empleados provinciales deberán haber cumplido sesenta (60) años de edad y treinta y cinco (35) años de servicios, salvo los docentes que se pueden jubilar con menos edad.

Anuncios

Deja un comentario