APORTE SUR GAMING

[RESEÑA] SHAPE OF THE WORLD (NINTENDO SWITCH)

Combinando paisajes surreales, un soundtrack envolvente y controles muy simples; Shape of the World nos ofrece una experiencia de juego increíblemente inmersiva y siempre cambiante donde explorar no está condicionado en medida alguna por puntajes, límites de tiempo o niveles de dificultad. El único límite es nuestra curiosidad.

Shape of the World fue descargado y jugado en una Nintendo Switch en modo TV gracias a un código otorgado por Hollow Tree games.

Resultado de imagen para shape of the world game
Perteneciente al creciente género “first-person explorer” y salido del horno de Kickstarter, Shape of the World es un juego que, más que juego, es un viaje sensorial a través de un mundo que va tomando forma a medida que el jugador avanza e interactúa con él. Atrapante desde el principio, este viaje ofrece muy pocas directivas sobre cómo seguir adelante. Sin embargo, los controles intuitivos ayudan a que la experiencia de juego no deje de ser dinámica y constantemente nueva. El jugador sólo puede moverse, saltar, interactuar y lanzar semillas (sí, semillas, después profundizaremos en esto). Esta limitación en lo que nuestro viajero puede hacer, aunque a veces deriva en movimientos torpes o poco precisos, permite que el foco siempre esté puesto en el verdadero protagonista: el entorno que lo rodea. En este juego, el que va progresando y evolucionando es el mundo, el cual se torna cada vez más atractivo e intrigante. Dicho esto, vamos a cubrir los principales aspectos de esta aventura diferente.

Resultado de imagen para shape of the world game

GAMEPLAY

Como dijimos antes, Shape of the World se destaca por una mecánica de juego tan simple que casi no necesita instrucciones. El jugador puede permanecer vagando por este fascinante mundo tanto como quiera, sin necesariamente dirigirse a un objetivo y fijando su rumbo a cualquier cosa que llame su atención. Siempre obtendrá una recompensa, ya sea un camino que lo lleve a otra área o hasta una reacción simpática por parte de las criaturas que pueblan este mundo. Sin embargo, los desarrolladores independientes de Hollow Tree agregaron al juego un detalle no menor que da un toque de linealidad al juego sin limitar esta libertad: portales. Así es, existen portales en este mundo, y sirven tanto para aquellos jugadores ansiosos que necesitan un objetivo concreto como también para los que disfrutan vagar sin rumbo pero quieren enriquecer su experiencia con dinámicos cambios de paisajes. Estas puertas no llevan a nuestro invisible personaje a otros lugares, sino que alteran su percepción de la realidad, cambiando los colores de la naturaleza o haciendo aparecer diferentes tipos de fauna o flora. Hagan lo que hagan, estos portales mantienen con vida al mundo, y generan en el jugador una constante intriga sobre qué va a cambiar al atravesar el siguiente umbral. Esta intriga propia de un espectador se combina con la capacidad de interactuar con el mundo, ayudando a crearlo y a modificarlo, y dándole al jugador un rol más activo. Es tal vez este equilibrio entre jugador y espectador el que permite a Shape of the World ser un juego tan interesante como relajante. Uno puede estar lanzando semillas a la tierra y viendo árboles crecer muy rápidamente, al mismo tiempo que se pierde mirando las montañas en el horizonte.

Resultado de imagen para shape of the world game

DISEÑO VISUAL Y MUSICAL

En Shape of the World, las imágenes y el sonido son uno, y el jugador tiene el control sobre ambos. Como lo describen con precisión sus creadores, este juego nos presenta un mundo que se va creando alrededor nuestro, respondiendo a nuestros movimientos y acciones. Esto se nota desde el primer momento en el que uno camina por una porción de suelo verde al tiempo que aparecen árboles y criaturas a su alrededor, hasta que uno se da cuenta de que se trataba de un bosque. Esta sensación de descubrimiento constante proviene directamente de la experiencia visual y sonora en la que el jugador se encuentra inmerso. Con gráficos muy simplificados, colores básicos y texturas planas; el aspecto visual del juego deja ver lo justo y necesario para que el mundo sea entendible a primera vista. Y en cuanto al soundtrack que lo acompaña, consiste en una sinfonía de sonidos profundamente ambientales y relajantes, pero que va aumentando en intensidad a medida que uno se acerca a partes clave del juego. La perfecta sincronía entre audio e imagen es la mayor contribución que los diseñadores realizaron para que el jugador se sienta realmente adentro de este mundo surreal, para que sienta que su sesión de juego fue un sueño.

Resultado de imagen para shape of the world game chapters

ESTRUCTURA

Si bien antes dijimos que Shape of the World carece de directivas y objetivos claros, lo cierto es que hay una estructura básica enterrada bajo la experiencia sensorial que ofrece. Si el jugador quiere, puede llegar al final del juego en unas dos horas con mucha tranquilidad, lo cual es realmente corto para un juego que podemos comprar por U$S 15. Sin embargo, si uno sigue la sugerencia que dan los creadores y se pierden sin rumbo dentro del juego, estas horas se multiplican, como también lo que vive el jugador. Además, esta simple estructura permite comenzar desde una parte en particular, como si se tratara de capítulos de un libro.

Resultado de imagen para shape of the world game chapters
Concluyendo esta reseña, revisemos lo bueno y lo malo de este título único.

LO BUENO

  • Un mundo fascinante y entretenido que invita al jugador a explorar al mismo tiempo que sigue un camino con objetivos no obligatorios.
  • Controles intuitivos y simples.
  • Diseño audiovisual muy cuidado y sincronizado con las mecánicas de juego.
  • Experiencia en conjunto realmente relajante e inmersiva.

LO MALO

  • Los controles simples pueden llevar a movimientos un poco torpes, sobre todo en zonas más complejas como la subacuática.
  • De la misma manera, los gráficos simples pueden causar imágenes confusas en algunas zonas, pero nada realmente grave.

CONCLUSIÓN

Shape of the World es simplemente alucinante. Ofrece una experiencia comparable a ver una película, al mismo tiempo que da poder al jugador y lo invita a interactuar y explorar. La longitud del viaje depende del viajero y sus ganas de llegar directo al final, o de vagar y descubrir lo más posible. Algunos detalles técnicos en los controles y el movimiento de cámara pueden llegar a generar confusión; pero en general todo es realmente nítido a los ojos del jugador, quien se ve cautivo en un mundo de colores y melodías adaptadas a él, que crecen y progresan a su paso.

PUNTAJE: 9/10

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.