[RESEÑA] DreadOut + Keepers of the Dark (PC Steam)

El terror asiático araño las puertas de Aporte Sur.

 

DreadOut es un juego desarrollado por una compañía de indonesia llamada Digital Happiness. Y aunque el nombre de esta desarrolladora te lleve a pensar que nos otorgara títulos para niños, lo que nos ofrece en realidad es algo que perturba al mundo occidental.

El terror asiático tiene algo que nos aterra más que el mismo género de nuestro lado del mundo, es quizás por el hecho de la abismal diferencia cultural que nos lleva a pensar de distintas maneras. Sus monstruos y sus miedos son diferentes, pero comparten el mismo sentimiento primitivo que el de todos, poner en riesgo nuestra seguridad. Es eso lo que nos genera miedo, el tener aquella sensación de que nos pueden lastimar.

DreadOut

Un survival horror nacido en el 2014 que sigue el espíritu de su género pero que nos da algo que los modernos no tienen, la oportunidad de defendernos. Existe la tendencia en los últimos survival horror como Outlast, en el que no podemos defendernos, tan solo huir.

Se cree que el hecho de tener herramientas para luchar contra los monstruos o enemigos, quita el miedo, pero en realidad es como uno lleve el juego y lo desarrolle puede darnos inclusive un horror inmenso. Es el caso de los primeros Resident Evil, donde dependían mucho de cómo administrar tus recursos para enfrentar las horrendas adversidades del juego. Al generar esta dependencia a las herramientas que teníamos para enfrentar a las criaturas, nos dejaba aterrados y sin esperanzas cuando malgastamos municiones o nos quedamos sin nada.

DreadOut empieza con una mujer vestida de rojo cantando a capela, terminan por deformar su voz en el último segundo y trasladandonos a la piel de nuestra protagonista, Linda. Ella despierta de lo que habría sido una pesadilla y nos encontramos viajando dentro de un vehículo junto a nuestros compañeros de colegio. Aquella perturbadora e inicial escena, concluye con una amistosa canción y el título del videojuego en la pantalla. Un inicio poco común y que no te deja saber bien de qué va el juego si es la primera vez que lo juegas.

The Game

La Historia

Aquí no hay mucho que decir, pues el contexto de porque suceden las cosas escasea mucho. Empezamos yendo de excursión con nuestros 4 compañeros de clase y una profesora, los cuales se pierden de su camino y terminan en un pueblo fantasma.

La curiosidad y el espíritu aventurero los obliga a investigar aquel pueblo abandonado, pensando en cuál fue la posible causa de que quedara en ese estado. Sinceramente no había una respuesta concreta, puesto que no se notaban señales de alguna catástrofe natural o peligro que justificara el estado del pueblo. Simplemente era como si todos… se hubieran ido.

Nuestros jóvenes aventureros se adentran cada vez más en el pueblo, hasta el punto de llegar a un colegio abandonado. Es ahí cuando el grupo se divide, siendo los muchachos quienes se adentran primeros en el edificio abandonado hasta que cae la noche. Al regresar notan que falta uno de ellos, por lo que deben volver dentro para encontrarlo, y es ahí cuando el juego realmente empieza.

 

Jugabilidad y Gráficos

Bastante sencilla es su jugabilidad, pero gracias a eso es que puedes actuar de manera intuitiva y hasta naturalizar los controles con mucha rapidez. Correr, sacar el móvil, cámara, fotos, etc, simple pero eficaz.

Lo que sí hay que destacar es que posee algunos bugs, por suerte solo en su mayoría son bugs de movimientos, pueden perjudicar un poco la experiencia pero no hace que el juego se detenga. Al momento de hablar mecánicas, estas se vuelven repetitivas. Es simplemente sacar la cámara, apuntar, sacar foto y correr. Quizás algunos enfrentamientos hacen que este mecanismo cambie un poco, pero nada más. Pero ahí está el otro tema de la jugabilidad, son escasos los enfrentamientos que tienes a lo largo del juego.

Los gráficos no son lo mejor, carecen bastante pero se hacen respetar. Para ser un juego Indie, se presentó con la mejor cara posible, pero no es por los gráficos lo que logra hacer popular este juego, sino su ambientación. Es en este apartado en especial el cual no difiere mucho de lo que conocemos en los géneros de terror.

La música o el sonido de ambientación, se mantiene leal a lo que nos asusta. Por más que seamos de culturas distintas, el miedo sigue siendo un sentimiento natural de los seres humanos como raza, por ende las bestias feroces son representadas con sonidos muy graves, pero lo pequeño con agudos con disonancia. Por ende, el sonido de ambientación es lo que más destaco de este juego, y es que sino le estas prestando atención, logra meterse en tu cabeza y erizarte los pelos.

 

Opinión Personal

A pesar de ser un juego Indie con malos graficos y algunos bugs, desarrollado por una compañía de Indonesia, hay que ser sinceros y decir que el juego da miedo.

Cumple su objetivo y es que la ambientación está bien llevada, además de contar con el folklore propio que ya a nosotros nos da miedo. No te enfrentas a Zombis o psicópatas asesinos como estamos acostumbrados en otros juegos, sino a criaturas grotescas que a veces parecen ser algún pecado capital en carne.

Me gusta tomar DreadOut como un juego que genera miedo, que sabe ambientar el terror y al mismo tiempo darte una herramienta para defenderte. DreadOut no opta por obligarte a huir y a esconderse para escapar del peligro, te permite afrontarlos.

 

dreadfea-min

 

NOTA FINAL:

7/10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: