[RESEÑA] DE BLOB 2 (NINTENDO SWITCH)

A diez años del lanzamiento de su precuela en la inolvidable Wii, y con un historial de críticas positivas y sólidas ventas en diversas consolas, de Blob 2 llega de la mano de Blue Tongue Entertainment y THQ Nordic, como un muy bienvenido port a la Nintendo Switch.

Un héroe cuyo fin es salvar su hogar de las garras de la maldad, vuelve a entrar en escena coloreando y llenando de vida todo a su paso, acompañado de una jugabilidad original, visuales fascinantes y un sonido muy cuidado.

Resultado de imagen para DE BLOB 2 logo

Un entorno urbano, personajes amigables, música funk, acción, aventura y litros de pintura con los que llenar todo de color. ¿Suena familiar? Sólo hay que mencionar la palabra “calamar” y ya la mayoría de nosotros sabemos que hablamos de Splatoon, la conocida jugada ambiciosa que Nintendo ejecutó hace unos pocos años. Lo que tal vez no sabíamos es que ya existía un juego que mezclaba todos esos aspectos (excepto los calamares, claro) y nos ofrecía una experiencia no sólo divertida, sino también atrapante y simplemente alucinante.

Con su nombre extrañamente atractivo, de Blob llegó a la Nintendo Wii a mediados del 2008 presentándole al jugador un objetivo muy claro: llena todo de color. Como si pareciera poco, la secuela a esta aventura se abrió paso a la misma consola en 2011, agregando algunas mecánicas nuevas pero más que nada continuando el legado de una fórmula que simplemente funcionaba muy bien. En los siguientes apartados vamos a analizar qué hacen a de Blob un título del cual se puede sacar mucho provecho, centrándonos en su secuela, la cual llegó a Nintendo Switch el pasado 28 de agosto.

PREMISA

Luego de los eventos que tienen lugar en su precuela, de Blob 2 comienza con nuestro héroe llegando a la Ciudad Prisma, un lugar donde parece que todo perdió su color, y en su lugar predominan fachadas blancas y pósters de propaganda de un tal Papa Blanc, el líder de una secta cuyo objetivo es deshacerse de todo el color. Ante esta realidad, la única opción posible que Blob ve, dadas sus habilidades, es volver a pintar toda la ciudad, junto con sus habitantes, vehículos y árboles.

Dando una libertad casi propia de un juego de mundo abierto, se deja que el jugador divague sin más límite que un contador de tiempo en la parte superior de la pantalla, el cual además se recupera cada vez que Blob pinta una cuadra de la ciudad. Así, se da el control total al usuario, quien puede pintar hasta más no poder y, una vez que esté satisfecho con su obra de arte, proceder a cumplir el siguiente objetivo. Éstos en general se limitan a llenar de pintura zonas específicas del mapa o vencer villanos, pero la poca variedad de desafíos es ampliamente compensada por la satisfacción que brinda ver cómo el color vuelve a un mundo que no sólo había perdido sus tonos, sino también su esperanza.

Imagen relacionada

GAMEPLAY

Como se mencionó antes, el juego hace foco en dar libertad al jugador para elegir qué camino a seguir, por lo que los controles también apuntan a lo mismo. Enfatizando el fácil comando de “saltar”, con sólo apretar un botón nuestro héroe puede realizar la mayoría de las acciones que su aventura requiere.

Igualmente, es importante admitir que el movimiento de la cámara puede ser un poco caótico de a momentos, quitándole un poco de estabilidad al juego. También notamos que algunos movimientos pueden ser un tanto imprecisos, y más de una vez pueden llevar a nuestro personaje a caerse en el agua o en charcos de tinta, de una forma frustrante. Sin embargo, estas asperezas no llegan a dañar la experiencia de juego, la cual permanece casi intacta y muy fortalecida por la originalidad que propone.

Resultado de imagen para DE BLOB 2

Es importante aclarar que aunque se da libertad al usuario, también se le dan guías muy claras sobre cómo seguir con la historia. Con sólo presionar X, se abre una brújula alrededor de nuestro personaje, marcando la ubicación del siguiente objetivo y de fuentes de pintura de diferentes colores. Uno de estos objetivos puede ser uno de los 100 micro niveles 2D que el juego ofrece. Apartándose por un rato del gameplay 3D, estos escenarios le permiten al jugador disfrutar de una experiencia más lineal en un estilo que recuerda a Sonic The Hedgehog.

Resultado de imagen para DE BLOB 2

Por último, se destaca la jugabilidad que ofrece de Blob 2 en el modo portátil de la Switch. Al ser un juego tan casual, el usuario puede retomar su aventura en el momento que quiera y disfrutar de sesiones cortas de juego, lo cual también fue potenciado por la capacidad de (gracias al cielo) autoguardar la partida, característica ausente en la precuela de esta entrega.

 

VISUALES

De Blob 2 se ve realmente similar a como se veía en la Wii. Si bien los bordes son más nítidos y los colores un tanto más vivos, el upgrade visual podría haber sido un poco más sustancial.

Tal vez el punto más negativo de este hecho es la presencia de pequeños glitches en los gráficos del juego. Por ejemplo, puede suceder (y lo hemos visto más de una vez) que en la secuencia de festejo de nuestro héroe luego de cumplir un objetivo, éste aparezca sin ojos. Sí, así de siniestro como suena. Es por eso que tal vez este punto sea el más flojo de la entrega.

Si bien en líneas generales se ve genial, colorido y bastante nítido, deja un poco que desear al tratarse de un remake 7 años después del original. Sin embargo, las cinemáticas que aportan a la historia se ven realmente bien, compensando un poco este punto.

Resultado de imagen para de blob 2 cutscene

SOUNDTRACK

El funk y los ritmos urbanos en su estado más puro. Si hay un detalle que hace a de Blob 2 lo que es, definitivamente es la música que acompaña el viaje de nuestro héroe. Los desarrolladores no se limitaron a incluir un conjunto de canciones en el código del juego y conformarse con eso, sino que fueron más allá, permitiendo que el personaje interactúe con los sonidos del juego.

Así, la música de fondo se va nutriendo de más instrumentos a medida que el entorno se llena de color. No sólo eso sino que también cada vez que Blob pinta un elemento que lo rodea, suena un pequeño riff que se une en sincronía con la música que viene sonando. Esta corta melodía es reproducida en diferentes instrumentos, los cuales dependen del color en particular que tiene nuestro héroe en ese instante, y van desde una trompeta hasta efectos de sonido de DJ. Definitivamente recomendamos jugar de Blob 2 con buenos auriculares.

 

MULTIPLAYER

Sí, como si fuera poco de Blob 2 ofrece una opción multijugador. Bueno, en realidad 2 opciones. Por un lado, podemos atravesar la campaña en modo co-op con un segundo jugador, quien controla a Pinky, el robot que acompaña a Blob en su viaje. Controlando este personaje, el J2 maneja un puntero con el cual puede disparar a los enemigos, pintar objetos y cambiar el color del protagonista. Suena divertido poder compartir esta experiencia con alguien más, pero es una verdadera lástima que el juego no incluya un tutorial de controles para el J2, y aun más triste es que éste no pueda apuntar con el movimiento del Joy-Con.

Afortunadamente, todavía queda la segunda opción multijugador, que consiste en un modo competitivo en el que los jugadores tienen que pintar lo más posible dentro del límite de tiempo. Si bien no es un enorme aporte al juego, ofrece una variante interesante para pasar el rato con un amigo.

Captura

CONCLUSIÓN

Habiendo cubierto los puntos más importantes del juego, pasamos a detallar lo bueno y lo malo de esta entrega:

LO BUENO

  • Idea central original y rejugable, gameplay muy atractivo.
  • El gran soundtrack acompaña a la acción sin ninguna falla.
  • El autoguardado es perfecto para cortas sesiones de juego, para lo cual de Blob 2 se presta mucho.
  • Libertad en la manera de jugar.

LO MALO

  • Visuales desactualizadas, si bien el juego se ve nítido, deja que desear en cuanto a gráficos.
  • Detalles de imprecisión en los controles.
  • Modo cooperativo desaprovechado.

De Blob 2 acierta una vez más al apostar por Nintendo. Hace 7 años fue testigo de una fórmula ganadora al llegar a la Wii, y ahora ve la luz en la Switch, encajando en su naturaleza híbrida.

Ofreciendo una experiencia de juego que no envejece, esta entrega logra ser una opción tentadora para quienes buscan libertad y arte, junto con una historia de acción y aventura fácil pero atrapante. Aunque visualmente deja potencial desaprovechado, De Blob 2 lo compensa fácilmente con la buena vibra que transmite, y el espectro de colores que ofrece.

Definitivamente un título a tener en cuenta para una consola que no deja de brillar.

PUNTAJE: 8/10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: