Parece ser que los recortes para este 2018 también llegaron a la Legislatura bonaerense. El vicegobernador Daniel Salvador que preside el Senado y el titular de la Cámara Baja, Manuel Mosca, ingresaron un proyecto de ley para fijar un nuevo tope al gasto parlametario. Significaría un ahorro de 2500 millones  de pesos. En porcentajes del 1,5% al 1,2% del total del presupuesto provincial.

De acuerdo a lo señalado por el proyecto, el porcentaje resultante “de las leyes que en lo sucesivo determinen los presupuestos” de la Legislatura “será de hasta el 1,2% del presupuesto general de gastos y cálculo de recursos de la administración pública provincial.

Desde La Nación aseguran que “todo parece dado para que se apruebe en breve” porque fue acompañado por diputados de casi todos los bloques. Lo firmaron Ramiro Gutiérrez (Frente Renovador), Marisol Merquel, Juan Cheppi y Rocío Giaccone (bloque FPV), Marcelo Díaz (GEN), María Alejandra Martínez (FPV-PJ), Hernán Doval (Peronismo para la Victoria) y Mario Giaccobe (Justicialismo Bonaerense), además del jefe del bloque de Cambiemos, Jorge Silvestre.

Según pudo saber Diagonales, los legisladores del núcleo duro de La Cámpora son los que aún se encuentran debatiendo qué decisión van a tomar, porque este proyecto va de la mano con la decisión de la Gobernadora María Eugenia Vidal de reducir el gasto político.

“Con esta reducción del tope presupuestario, la Legislatura se alinea con los esfuerzos de las jurisdicciones nacional y provincial, y también con los municipios”, dicen los fundamentos, con lo que se envía un mensaje elíptico a los intendentes bonaerenses, que miran con recelo o rechazan el pacto fiscal que les propone la gobernadora.

La Legislatura bonaerense aprobó para este año un presupuesto de $ 6464 millones, lo que implicó un alza del 46% sobre los $ 4418 millones de 2016. Ya se había otorgado un incremento similar el año anterior. Diputados dispone este año de $ 3686 millones, mientras otros $ 2778 millones están en manos del Senado.

Fuente: Diagonales