Escándalo en el Colegio Ameghino: Detuvieron al representante legal.

El representante legal del Colegio Florentino Ameghino, Héctor Costas, fue detenido este mediodía. Es por negarse a aplicar el protocolo ante una nueva amenaza de bomba. Los directivos, cansados de estas amenazas, piden soluciones para poder seguir con las clases. Dicen que los operativos son “una parodia” y exigen soluciones “reales” a las autoridades.

Amenaza-Colegio

Los directivos de la Escuela Florentino Ameghino colmaron su paciencia. Es que ante las reiteradas amenazas de bomba que viven en los últimos meses, la educación de los jóvenes es imposible. Hartos de los operativos que nada solucionan, decidieron este mediodía negarse a evacuar el edificio ante una nueva amenaza.

Se trata del jardín de infantes, la escuela primaria y la secundaria. Los tres niveles funcionan en el mismo edificio, ubicado sobre la calle 138 entre 18 y 19. Ante cada denuncia de este tipo, los alumnos deben ser evacuados a un edificio ubicado a 200 metros del Ameghino.

Este mediodía, tras recibir una nueva amenaza (no al 911 sino a la comisaría), efectivos policiales concurrieron nuevamente al establecimiento, a fin de evacuarlo. Allí recibieron la negativa de los directivos, hartos de esta situación.

Ante esta decisión, el representante legal Héctor Costas fue detenido por la policía y trasladado a la comisaría 1° de Berazategui. Insólitamente, los efectivos se desentendieron de la amenaza y dejaron a todos los alumnos en la puerta de la institución, más preocupados por detener al directivo escolar.

Un colega de Costas expresó su indignación a El Progreso.com, en referencia al escuadrón anti bombas. Dijo que “Es una verguenza. Vienen y miran por arriba, sin revisar absolutamente nada. Recorren los pasillos y se van. Estamos cansados de esta “parodia”.

Al mismo tiempo, expresó que es la novena amenaza de bomba recibida en dos semanas. Sumado a ello, también han recibido amenazas por una posible contaminación del agua. Esto ya fue desechado de plano luego de realizar los estudios bromatologicos correspondientes. Las muestras analizadas arrojaron que el agua es apta para consumo.

Tanto padres como alumnos y directivos de la institución piden soluciones “reales”. No quieren evacuar si luego no se controla adecuadamente si existe o no un artefacto explosivo.

Fuente: El Progreso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: