[ARTICULO] Diablo Immortal y la decadencia de los videojuegos

Blizzard – “Sabemos que nuestro público es apasionado y se encuentra principalmente en PC y consolas”

Comencemos con esta cita de uno de los fundadores de la empresa y situémonos en el contexto de la BlizzCon 2018. Este año había un solo actor principal por el cual todos estábamos esperando, y este era el anuncio de un nuevo proyecto para la saga Diablo. Se llevaba meses anunciando que tendriamos grandes novedades para este título, pero a la hora de la verdad lo que salió a la luz fue “Diablo Immortal”. Este videojuego fue “desarrollado” por Blizzard en colaboración con NetEase, una empresa china dedicada a los juegos en móviles. Así que a pesar de que Blizzard dice saber lo que su público quería, lo que terminó dando es todo lo contrario. Diablo Immortal terminó por ser un juego para móviles que no se aleja mucho de las creaciones de NetEase, y que nos hacen creer que tan solo copiaron la temática Diablo y la pegaron sobre el esqueleto de algún videojuego de NetEase.

Lo peor es que no fue un error común, algo que se le puede perdonar fácilmente. Las diferentes comunidades de Blizzard tienen una sola voz, y si preguntas por Diablo entonces gritarán Diablo 2, si preguntas por World Of Warcraft pues gritaran Wrath Of The Lich King o Classic Vanilla. Creo que ninguna empresa la tiene más fácil para satisfacer a sus fans que la misma Activision Blizzard, y es que inclusive han llegado a dejar algo abandonado a Destiny 2 hasta hace unos pocos meses que agregaron la expansión Renegados. Sin olvidarnos de que la comunidad de World Of Warcraft hace años, literalmente años, viene pidiendo los servidores “Legacy”. Lamentablemente no son 5 o 6 jugadores encaprichados con una sola expansión, son miles de jugadores alrededor del mundo. Blizzard dejó demostrado que cerró los oídos a su público.

Aunque hubo algo que logró dibujar una sonrisa en los rostros de los fanáticos, y eso fue Warcraft 3 Reforged. Una versión mejorada del original, con gráficos actualizados y reinventados. Dispondrá del editor de mapas, así que gracias al modo multijugador online, de seguro veremos lo que fue DOTA en sus primeros inicios pero con graficos de ahora. Este anuncio si fue una grata noticia y algo que el público aceptó.

La decadencia de los videojuegos

Activision Blizzard no es la única empresa que cometió errores, pero en la actualidad se hace muy frecuente de que los juegos ya no tengan la misma calidad que antes. EA (Electronics Arts) tuvo un fuerte rechazo con todo lo que significa micropagos, hasta el punto de que países tuvieron que prohibirlo o sacar leyes pues el método utilizado era más un incentivo a las apuestas que una compra digital. Juegos como Assasins Creed y Red Dead Redemption 2 salen al mercado con un montón de bugs que tienen que ir corrigiendo parche por parche. O por ejemplo Square Enix, que decide copiar el Chrono Trigger para móviles y plantarlo en PC directamente, haciendo que un juego de su magnitud no se pueda disfrutar correctamente.

Hay muchos casos que se pueden mencionar, pero lo que se espera es que grandes compañías no cometan ese tipo de errores los cuales podrían esperarse de una pequeña empresa sin tantos recursos. Bethesda en otro ejemplo, ya advierte que podríamos ver errores en Fallout 76, los cuales esperan poder arreglar después de su lanzamiento con la ayuda de los jugadores. Sin irnos demasiado lejos, existe la tendencia de lanzar al mercado las reediciones de consolas clásicas. Algo totalmente aceptado porque el estilo retro siempre busca la manera de estar a la moda, pero el problema es que vienen con juegos precargados cuya selección suele ser muy criticada. No solo eso, sino que por alguna razón, a pesar de que las consolas actuales poseen gigas de almacenamiento, estas consolas clásicas contienen muy pocos juegos mal seleccionados.

Reflexión

No todo está mal en el mercado. Existen lanzamientos bien realizados, juegos desarrollados con un buen criterio y que seguro pasarán a ser los clásicos de los próximos años. Pero lamentablemente cuando quieren revolver en el pasado como con la saga Diablo o las consolas clásicas, parece como si fuera con odio y resentimiento. No se explica de otra manera, quizás uno podría decir que es falta de criterio, pero una empresa que mantuvo juegos o consolas legendarias no puede acudir a esa excusa. Solo queda pensar que no se intenta reconstruir el pasado y traerlo glorificado al presente, sino destruirlo.

La otra variable para explicar todo esto y que tiene mucho más sentido es el dinero. El mercado de los videojuegos creció exponencialmente en estos años, haciendo que la producción de un solo título cuesta casi o más que una película de Hollywood. Los micropagos y DLC son una estafa, algo que en un ejemplo práctico podemos decir que mantiene la mitad de las ganancias de Ubisoft. Piensan más en como obtener dinero de las ganancias antes de terminar el mismo juego, y eso es algo que queda demostrado que no se puede hacer. Es el claro ejemplo de la obra inconclusa de Hideo Kojima con Silent Hill, cuyo DEMO tuvo una aceptacion increible, pero que tuvo que ser cancelada por falta de fondos y problemas internos con Konami. Lo que no entienden es que podemos esperar por un buen juego, y citando de vuelta el ejemplo de Kojima que hace ya unos años viene trabajando en Death Stranding.

Los juegos conllevan un tiempo de desarrollo, de trabajo y pruebas. Un videojuego en su creación no es el de una película, aunque ambas puedan considerarse arte audiovisual. Las ganancias con esos títulos se obtienen con el tiempo, demostrando la calidad y confianza como todo producto en el mercado. Esas cosas no van a cambiar, por mas que sigan forzando las cosas en un momento la gente no lo va a tolerar más. Una clara realidad es la cantidad de juegos en línea que salen y a los pocos meses son abandonados porque no generan el dinero esperado, la gente termina haciéndoles saber que su trabajo fue malo.

Las grandes empresas no escuchan, las políticas de compras digitales son cada vez más abusivas y el criterio de desarrolladoras que en un pasado fueron míticas ahora se arrastran por el suelo con grandes críticas. La inquietud es si esto seguira asi, pues los ejemplos mencionados a través de este artículo son los más descarados que se pudieron recopilar en la actualidad. ¿Qué es lo que está ocasionando la caída y la falta de criterio al momento de desarrollar videojuegos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: