Dengue: el Aedes aegypti vuela antes de tiempo y ya hay preocupación

Especialistas afirman que el ciclo vital de los mosquitos transmisores del virus, que solía ser de diciembre a marzo, se adelantó por las cálidas temperaturas que hubo durante el invierno.

0000275401

“Tenemos una gran cantidad de mosquitos Aedes aegypti volando, y vamos a tener una cantidad mayor en diciembre. Esta situación nos pone en alerta sanitaria”, expresó a diario Hoy el biólogo del Centro de Estudios Parasitológicos y Vectores (Cepave) de La Plata, Juan José García.

El científico explicó que la presencia del culícido transmisor del virus del dengue se adelantó por la cantidad de lluvias y las altas temperaturas que hicieron del invierno pasado uno de los más cálidos de la historia. “Es lo que propició el ambiente ideal para que nacieran las larvas en la ciudad”, argumentó García.

De acuerdo al ciclo vital de este mosquito vector, la aparición de los huevos suele comenzar en octubre y va in crescendo hacia el mes de diciembre, experimentando el mayor número de nacimientos de las larvas en enero.

En cambio, en invierno, en la Provincia de Buenos Aires y en otras localidades  del centro y sur del país, los huevos permanecen latentes (pegados a las paredes de recipientes) sin poder eclosionar porque el frío no se los permite.

Sin embargo, este 2017 fue la excepción, ya que se registraron récords de temperaturas máximas en toda la Argentina, llegando a alcanzar, por ejemplo en La Plata, “un promedio de 17,1 ºC y  mínimas de 8,3 ºC”, según explicaron desde el Servicio Meteorológico Nacional.

Este contexto le permite al científico realizar una conclusión: “El Aedes nunca se fue, y este diciembre experimentaremos la posibilidad de caer en un riesgo sanitario en medio de la Navidad”.

Con tantos mosquitos volando tan tempranamente, la circunstancia se agravará en las fiestas, cuando las personas realicen viajes a los países limítrofes que tienen casos de dengue autóctonos para visitar a sus familiares o por placer. “De esa manera comienza a darse la epidemia: una persona infectada en el exterior es picada por un mosquito sano en nuestro país, y este se infecta inmediatamente. El vector, que ya tiene el virus del dengue, desata la cadena de casos autóctonos”, relató García.

Cabe destacar que el Aedes aegypti es un mosquito que vive en los hogares, por lo que el trabajo de prevención que se realice allí es determinante. “Convive con el hombre, así que fumigar los parques o avenidas principales de la ciudad no es tan imprescindible como deshacerse de todos los recipientes que puedan acumular agua en las casas de familia”, sintetizó el investigador del Cepave.

Fuente: Diario Hoy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: