F. VARELA Y QUILMES

CRISTINA KIRCHNER LANZÓ SU CAMPAÑA EN FLORENCIO VARELA

La ex Presidenta, candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, lanzó su campaña oficial para las elecciones de octubre en Florencio Varela, el distrito donde sacó más votos.

En un terreno municipal yermo del partido de Florencio Varela, distrito donde Unidad Ciudadana obtuvo el 49% de los votos en las PASO, Cristina Kirchner relanzó hoy su campaña de cara a octubre. Pero también retomó su perfil más conocido: el confrontativo. Subió el tono en relación al que predominó en su campaña silente para las PASO y apeló a la estrategia del miedo, al machacar en que se viene “el gran ajuste”.

El lugar elegido para el acto de lanzamiento no fue casual, se trata de la una comuna peronista que desde 1992 comanda el intendente, Julio Pereyra, quien se presenta ahora como candidato a diputado provincial por la tercera sección.

Escenario en T y con una veintena de intendentes (entre otros Verónica Magario, Martín Insaurralde, Alberto Descalzo y Walter Festa) ubicados en lo que sería el travesaño de la letra, la candidata le habló a una multitud. Esta vez se corrió del protagonismo absoluto y lo compartió con Jorge Taiana, su segundo en la boleta para el Senado. El ex canciller la precedió en el discurso. Fueron apenas seis minutos en los que pidió el voto y citó a Juan Perón diciendo que la fórmula “en política no es mandar sino persuadir”.

Esa apertura le sirvió a la ex presidenta para exaltar la figura de Taiana. “Dentro de 35 días se elige si el tercer senador de la provincia va a ser Jorge Taiana o Gladys González”, dijo, en un intento de “ningunear” a la segunda candidata de Cambiemos.

Acto seguido, resaltó la “trayectoria” y el “sufrimiento” del ex canciller y reconoció que se pelearon “en algún momento”. Aunque aclaró que no se guardan rencor. “Nosotros militamos, comprendemos, porque tenemos convicciones profundas. No es soberbia, ni arrogancia, es el resultado del 13 de agosto, posicionó a unos y a otros, dándonos la razón en algo”.

Para la mitad de su exposición, que duró casi 40 minutos, Cristina frenó su discurso para pedir por la mamá de una nena que estaba perdida. Una vez que apareció dijo: “Acá no se pierde nada, menos un chico”. Aprovechó esa interrupción poco feliz para hablar del caso Maldonado. Advirtió que “hay una democracia precarizada” y pidió que Mauricio Macri “le hable al país sobre el hecho que conmociona a la sociedad, porque más allá de quienes lo votaron, eso es ser republicano y democrático”.

Luego rememoró la persecución ideológica de los 70. “Cuando las autoridades de un país le sueltan la mano a las fuerzas de seguridad de un país y dan un mensaje para abajo que se traduce en meter preso a un pibe porque escribió un Twitter o cuando te empiezan a mirar el Facebook para ver qué pensás, me hacen acordar a quienes te agarraban la agenda allá en los allanamientos para ver a quiénes podían agarrar: esto no es democracia, es precarización de los derechos, de las libertades, y yo no quiero democracia ni trabajo precarizados”.

Unidad Ciudadana decidió “peronizar la campaña”, aunque no sonó la marchita ni hubo una liturgia peronista. Quedó palpable el hecho ya que Cristina tiró el anzuelo varias veces al sindicalismo para captar el voto obrero. Se refirió al llamado público que hizo la semana pasada para que no voten al massismo o al randazzismo y elijan su boleta: “Esa carta disparó discusiones y disparó reflexiones de dirigentes que por allí no están en nuestro espacio, dirigentes compañeros de sindicatos, que han tenido una visión critica, pero les agradezco la reflexión frente al severo y serio momento que atraviesa la Argentina”.

Dejó de lado la microeconomía como base de crítica al Gobierno como hizo en las PASO y fue a un terreno más llano: “En un gobierno de CEOs cerraron empresas y muchos perdieron su trabajo y otros se precarizaron, no hay nada más disciplinador en la sociedad que por el miedo a perder el trabajo, aceptás cualquier condición de trabajo”.

Del acto participaron los intendentes, Walter Festa (Moreno); Gustavo Menéndez (Merlo); Martín Insaurralde (Lomas de Zamora); Marisa Fassi (Cañuelas); Juan Pablo De Jesús (La Costa); Francisco Durañona (Areco); Mario Secco (Ensenada); Fernando Gray (Echeverría); Aníbal Regueiro (Presidente Perón); Mariano Cascallares (Brown); Ariel Sujarchuck (Escobar); Alberto Descalzo (Ituzaingó), y legisladores provinciales y nacionales de La Campora y el peronismo.

Anuncios

Deja un comentario