CORRUPCIÓN EN LA BONAERENSE

CAEN UN JEFE DISTRITAL Y OTROS DOS POLICIAS TRAS EL HALLAZGO DE $ 500 MIL EN UNA COMISARIA

Los encontraron en la caja fuerte luego de que el responsable de la Jefatura Distrital de Florencio Varela retirara $ 750 mil de la cuenta de la seccional 1° en un banco.
Otro escándalo por el pago de adicionales en las comisarías salpica a la Bonaerense. Ahora fue el turno de la seccional 1° de Florencio Varela, en cuya caja fuerte hallaron $ 500 mil, después de que el jefe de la Distrital, Adolfo Martín Matos (47), retirara otros $ 750 mil de la cuenta de la dependencia, sin poder explicar por qué. Todo terminó con tres policías desplazados: el propio Matos, el titular de la comisaría, Pedro Gabriel González (38), y su pareja, la administradora de las horas adicionales (Polad) Gisela Luján Cordara (29).
La maniobra fraudulenta se detectó el lunes pasado, cuando el jefe de la Fuerza, comisario general Fabián Perroni, denunció ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense el retiro de dinero de la cuenta corriente que la seccional 1° de Varela usa para que depositen el pago de los servicios adicionales.
“Matos fue jefe de esa dependencia entre el 16 de junio de 2016 y el 29 de junio último, cuando lo ascendieron a la Distrital. Y en su lugar asumió González. Como Matos era comisario, tenía la firma registrada en el banco para realizar extracciones. Cuando comprobamos que la denuncia era cierta, que había retirado de la caja esa cantidad de dinero, intervenimos”, explicaron a Clarín fuentes del área de Asuntos Internos, a cargo de Guillermo Berra.
Matos no sólo no tenía motivos para hacer los tres retiros de $ 250 mil que hizo el lunes. Tampoco pudo explicar por qué, ni dar una excusa válida. Para justificarse habría presentado unas planillas “inentendibles” y que “lo perjudicaban más de lo que lo ayudaban”, según los investigadores. Una vez comprobada esa denuncia, Asuntos Internos lo apartó de la Fuerza y le inició un sumario.
Hacía varios días que la comisaría estaba revolucionada. El jueves pasado habían removido al comisario González, que reemplazó a Matos los últimos tres meses. El martes el ministerio de Seguridad hizo una auditoría en la dependencia de avenida General San Martín y Jorge Newbery, en pleno centro de Varela.
“Abrimos la caja fuerte y encontramos más de $ 500 mil. Cuando preguntamos para qué lo tenían nos dijeron que era para el pago de adicionales. Pedimos las planillas, no las tenían. Pedimos los libros, no estaban”, relataron fuentes policiales. El dinero estaba en fajos, algunos protegidos con bolsas y todavía con la cinta de seguridad que le colocan en el banco. El manejo fraudulento implica movimientos de casi un millón y medio de pesos.
Como el comisario había asumido hace pocos días, el dinero y las rendiciones inexistentes correspondían al mes anterior, cuando Pedro González estaba a cargo de la dependencia, a quien decidieron desafectarlo de la Fuerza. Asimismo, corrieron del cargo a su pareja, la suboficial ayudante Gisela Cordara, la administradora. Por la maniobra, en paralelo, también investigarán a Matos, porque las irregularidades “vienen desde su gestión”, adelantaron.
La denuncia por “estafa, incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de fondos”, quedó en manos de la UFI N° 2 de Varela, a cargo de Mariana Dongiovanni, que aún no pidió la detención de ninguno de los tres policías acusados.
Según adelantaron en Asuntos Internos ante la consulta de este diario, el dinero secuestrado en la comisaría será enviado al Tesoro del Ministerio de Seguridad, a disposición de la Justicia, mientras avanza la causa. Respecto de la seccional, quedará bajo investigación y podrían caer más agentes involucrados en la maniobra.
El 1° de septiembre ya habían encontrado $ 800 mil en la comisaría 1° de La Plata -ubicada a tres cuadras de la Gobernación y a dos de la Legislatura-, “de procedencia injustificada”. Tras el hallazgo, intervinieron la dependencia policial y desafectaron a otros siete uniformados.
S1fNb9f2Z_930x525

Esa investigación se desprendió de otra, iniciada en abril de 2016, cuando encontraron sobres con dinero -en total $ 153.700- en la Jefatura Departamental de La Plata. La principal sospecha apuntaba también al manejo irregular de las horas extras entre los policías de la seccional. Esa investigación quedó a cargo del fiscal Marcelo Martini y de la jueza Marcela Garmendia.
Según datos difundidos por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, entre el 10 de diciembre de 2015, cuando empezó la gestión de Cristian Ritondo tras ser designado por María Eugenia Vidal, y el 30 de septiembre de 2017, iniciaron 15.974 sumarios a integrantes de la Bonaerense. Esto da un promedio de 760 sumarios por mes.
Además, apartaron de la Fuerza a 6.651 agentes y suspendieron a otros 1.466. En tanto, detuvieron a otros 497. Por enriquecimiento ilícito sumariaron a 900, apartaron a 300 y denunciaron en la Justicia a 80, de los cuales 9 también estaban involucrados en maniobras de lavado de activos.

FUENTE: CLARIN

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: