Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares, y de Bienes Históricos

Esta basílica forma parte de un conjunto monumental de tres manzanas integrado por el Colegio Pío IX de Artes y Oficios, el Colegio María Auxiliadora, el Colegio San Francisco de Sales y Oratorio y la Inspectoría General de la Orden Salesiana:

22687622_1921024081482336_6679586596103346957_n

BASÍLICA DE SAN CARLOS BORROMEO Y MARÍA AUXILIADORA
Ubicación: Hipólito Yrigoyen y Quintino Bocayuva, Buenos Aires
Años: 1899 (anteproyecto y piedra fundamental); 1902 (inauguración cripta; 1901-1910 (construcción)
Autores: Arq. Padre Ernesto Vespignani (proyecto y dirección); Quintino Piana (esculturas); Francisco J. Pini (construcción Basílica de San Carlos Borromeo y María Auxiliadora); Antonio Reffo (pinturas)

En 1901, con la finalidad de construir un nuevo templo, el inspector de la orden, padre José Vespignani, trae de Italia a su hermano Ernesto, arquitecto y sacerdote salesiano, quien realizaría una trascendental labor ligada al patrimonio arquitectónico religioso en el ámbito del país y la región sudamericana.

Con el proyecto bajo el brazo, inspirado en la arquitectura románica lombarda, en el verticalismo gótico y en el cromatismo bizantino, inicia rápidamente las obras, que se concluyen en 1910.

Espacialmente resuelto con gran espectacularidad decorativa, cromática y simbólica, su interior combina una iglesia inferior y otra superior mediante una dilatada doble altura con galerías, acusada por la reducida escala de las naves y capillas laterales, lo que permite aumentar la proporción de las vidrieras.

La impactante teatralidad interna se acentúa mediante el uso multiplicador de la luz, que realza el esqueleto de pilares polistilos y arquerías de la “bóveda celeste estrellada” de la nave central, intensificando las tonalidades doradas, azules,ocres y rojizas de las superficies y el fulgor de los cristales de Murano.

El papa León XIII bendijo la piedra fundamental en 1900, apadrinando la iglesia junto con el presidente Roca; finalmente, el 24 de mayo de 1910 la imagen de María Auxiliadora fue consagrada y entronizada en el altar mayor.

Texto: Sergio López Martínez / Foto: Diego Eidelman

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: