Reseña – Dragon Ball Z: Kakarot (Xbox One)

Estamos ante lo que pudo haber sido el juego definitivo de Dragon Ball Z.

Dragon Ball Z: Kakarot se trata de un juego del género RPG que nos llevará a través de toda la historia del popular manga de Akira Toriyama, en donde controlaremos a distintos personajes, en cada una de las sagas más conocidas de Dragon Ball Z. Como la saga de Raditz, de Vegeta, de Freezer y de todas las demás.

Historia

En lo que respecta a la historia Kakarot, nos ofrece una mirada más a detalle de todas las partes que componen cada una de las sagas de Dragon Ball Z, tendremos que luchar con cada uno de los enemigos más conocidos del manga, vale la pena remarcar esto, ya que el juego está más basado en el manga que en el anime.

Cada uno de los disparadores para los enfrentamientos está retratado a la perfección con respecto a su material original, ya sea en diálogo o comportamientos. Nos podremos mover de manera totalmente libre por todo el mapa del juego hasta llegar a las peleas de la historia.

El juego nos da la posibilidad de experimentar la historia de una manera muy particular, ya que tendremos largas escenas de diálogos como en el anime, que nos brindarán una experiencia híbrida entre juego y serie, obviamente estas escenas nos darán la posibilidad de saltearlas a gusto, pero se recomienda no hacerlo para disfrutar todo lo que nos ofrece Kakarot.

Cada uno de los combates principales lleva una gran anticipación, como lo hacía en el manga, obviamente ahondando en el enemigo de turno, todos estos momentos de heroísmo por parte de nuestros personajes principales están bastante bien retratados, pero a veces el juego les saca un poco de su épica y apura estos momentos sin necesidad aparente, como por ejemplo cuando Goku se transforma por primera vez en Super-Saiyajin, por lo menos a diferencia de lo que vemos en el material original, pero en gran medida se respetan esos legendarios momentos a la perfección.

El encargado de hacer este nuevo RPG de Dragon Ball Z, fue el estudio Cyber Connect 2, encargado de toda la saga Naruto Ultimate Ninja Storm, muy querida por los fanáticos de Naruto, en este caso el trabajo del estudio es más que correcto con este RPG, pero hay que remarcar nuevamente, que a veces apuran algunas escenas y le restan importancia, más allá de lo largo del juego por todas las etapas que cubre, no hay porque apresurar la experiencia, pero por algún motivo parece que el estudio quiso quemar algunas partes más rápido de lo necesario.

Kakarot está claramente hecho para el fanático de esta franquicia, cuidando a detalles todas las pequeñas referencias para los seguidores más acérrimos, desde el vamos el mapa principal está basado en el canon que figura en los mangas, esto incluye sus ciudades y pueblos más conocidos, incluso a lo largo del juego a través de «una colección de momentos» se nos recordarán distintas cosas que sucedieron en la serie original de Dragon Ball.

Además la historia esta un poco retocada en retrospectiva gracias a que hora contamos con Dragon Ball Super, y el estudio se tomó la molestia de agregar un par de cosas extras para terminar de completar la historia a la perfección. Además, aparecerán varios personajes muy queridos de todo el universo de DBZ.

Una de las cosas criticables de la historia, es que al principio el juego no te suelta la mano hasta terminar dos de las primeras partes principales, además, el mundo abierto esta bastante vacio al principio, haciendo que el jugador sienta la experiencia pobre, por lo menos en el comienzo, pero luego de haber pasado ciertas partes del juego, Kakarot cambia completamente, llenando su mundo de actividades para hacer. Una elección muy extraña por parte de sus desarrolladores. Para llegar a la mejor parte por lo menos hay que invertir 10 horas.

Otra de las extrañas decisiones del estudio, es el hecho de que la mayor parte del juego la jugamos con Gohan, esto hace que la elección del nombre Kakarot pierda todo sentido. Más allá de que si tenemos en cuenta que Goku, siempre llega a lo último para salvar la situación, sigue siendo una elección poco convencional con lo que respecta a la premisa del juego.

Además el juego pierde la oportunidad de convertir los momentos más pesados de la trama, como los entrenamientos, en alguna especie de experiencia para el jugador, ya sea como un minijuego o algo por el estilo, incluso se podrían haber tomado el trabajo de dejarnos decidir que personaje seguir en las partes principales de la historia.

A pesar de todos estos pequeños detalles la historia cumple con creces lo que se propone, que es volver a poner al fanático en la tele mirando la serie como cuando era chico luego de la escuela y experimentando toda la historia de Dragon Ball Z con la misma intensidad como la vieron por primera vez.

Mecánicas y Jugabilidad

En lo que respecta a la jugabilidad, Dragon Ball Z: Kakarot, te permite volar desde el primer momento ya sea de manera normal o con la famosa nube voladora, nos desplazaremos por el extenso mapa y distintos territorios de esa manera. Además, podremos volar más rápido y así poder vencer enemigos comunes más fácil.

El sistema de combate es bastante incomodo, encontrándonos con un objetivo predeterminado en todo momento, y sin que la cámara permita el libre control de para donde apunta. Esto hace que en varias oportunidades nos encontremos haciéndole lock-on a un enemigo que por como quedo la cámara no podremos ver.

Como todo RPG, tendremos ataques fijos para cada personaje, pudiendolos mejorar a medida que subimos de nivel, y así que hagan mayor daño. Además, a cada uno de nuestros héroes se le podrá elegir ataques de soporte, totalmente configurables. Como por ejemplo el siempre útil Taiyoken de Krillin para cegar a nuestros enemigos.

Otras de las características del combate es que cada personaje, tiene su propia manera de pelear, haciéndolo más o menos efectivo. Por ejemplo, Vegeta a medida que sube de nivel consigue de los ataques más devastadores del juego como Big Bang Attack o el Final Flash que hacen gran cantidad de daño de área.

Más de allá de la dificultad que presenta la cámara, el combate es de lo más entretenido del juego, marcandonos todo el daño que hacemos en pantalla con varios contadores diferentes. Todo varía de acuerdo al enemigo de turno que puede tener ataques muy complicados y esto hará que pensemos mejor nuestros movimientos.

Una de las principales cosas para hacer en Kakarot, es juntar recursos, ya sea en forma de comida o las numerosas y distintas orbes que sirven para subir el nivel de nuestros ataques y personajes, las encontraremos en todo momento y en cualquier lugar, siendo casi imposible que en algún momento tengamos menos de las necesarias.

Una de las cosas en la que más hace hincapié el juego, es en la comida, la misma llevará distintos ingredientes y servirá para potenciar diferentes stats de nuestros personajes por un tiempo determinado. Como por ejemplo, el Ki, o la Experiencia, o mismo el Ataque.

Una vez que el juego nos suelta la mano tendremos muchas cosas para hacer, como misiones secundarias, poder revivir enemigos derrotados juntando las esferas del dragon, volver a combatir a otros oponentes pero con mucho más nivel, hasta podremos correr carreras con distintos vehículos.

El juego presenta y ofrece todo lo que tiene un RPG, de una manera muy ordenada y hasta a veces demasiado pausada para el usuario. Dándonos todo lo que tiene recién al final de la historia y de una manera totalmente desordenada.

Una de las mecánicas más interesantes que tiene este título es el sistema de Emblemas de Alma o Soul Emblems. Una especie de tabla con distintos atributos que nos dará bonus de las diferentes estadísticas, si potenciamos a nuestros personajes en nuestras tablas de manera organizada y que tengan química o que cumplan un bonus esto nos dará muchos beneficios. Además, cada emblema podrá ser mejorado para que sume más a nuestro bonus.

Kakarot, representa muy bien el estilo de pelea de Dragon Ball Z, rápido, fuerte y destructivo, haciéndonos hacer los movimientos típicos del manga, como aparecerle atrás al enemigo o mismo esquivar un ataque directo, obviamente todo esto depende de nuestro timing para apretar los botones, ya que si somos muy lentos, ciertos ataques pueden quitarnos mucha vida.

La dificultad del DBZ: Kakarot es casi nula, salvo en algunos enfrentamientos, nuestro progreso natural con los personajes nos dejará ganar cada combate sin mayores trabas. Obviamente todo esto sin ser tan fácil que se torne aburrido. Algunos combates son un reto bastante elevado sobre todo en el campo de entrenamiento.

Gráficos y Sonido

Kakarot es un juego con una calidad gráfica pasable, pero que no ofrece nada nuevo al género, utiliza una versión del tan popular Unreal Engine 4. Ni siquiera en las cinemáticas vemos algo que nos sorprenda a nivel gráfico como lo juego otro de los juegos de Bandai Namco, Jump Force.

Por otro lado a nivel sonido, el juego respeta y utiliza todos los efectos de sonido, característicos de Dragon Ball, como el ruido de los ataques, la teletransportación, hasta incluso cuando encontramos las esferas del dragón, tiene su efecto de sonido correspondiente, todo esto hace que el fanático se sienta más compenetrado en la experiencia.

Conclusión

Dragon Ball Z: Kakarot, es un juego más que sólido, sobre está popular franquicia, tal es su atención al detalle de este universo, que salvo por un par de cosas, tranquilamente podría ser el juego definitivo de Dragon Ball Z, si el juego tienen una secuela y mejoran los aspectos débiles del título, probablemente tengamos uno de los mejores juegos basados en la creación de Akira Toriyama.

Lo bueno

  • Atención al detalle del universo Dragon Ball.
  • Historia.
  • Actividades secundarias.
  • Mundo abierto muy bien logrado.
  • Personalización de ataques.

Lo malo

  • Gráficos mediocres.
  • Cámara de batalla automática.
  • En ocasiones demasiado repetitivo.
  • Algunas partes de la historia fueron apresuradas.
  • Tarda mucho en empezar.

Overall
8/10
8/10
  • Graficos - 7/10
    7/10
  • Sonido - 9/10
    9/10
  • Gameplay - 8/10
    8/10
  • Historia - 9/10
    9/10
  • Rejugabilidad - 7/10
    7/10

Deja un comentario