[Reseña] Call of Duty: Modern Warfare (PS4)

El retorno del rey.

Luego de probar el lado más comercial y popular el año pasado con Call of Duty: Black Ops 4, que fue recibido de manera tibia por la comunidad, pueden ver nuestra reseña aquí. Activision vuelve a lo que sabe hacer mejor con una historia increíblemente inmersiva y un modo multijugador rápido y efectivo.

Modo Historia

Luego de abstenerse a poner un modo historia en el ya olvidado Call of Duty: Black Ops 4, Activision junto con Infinity Ward, Raven Software, High Moon Studios, Beenox y Sledgehammer Games deciden probar la formula que siempre les resulto útil y apuestan por un espectacular y realista modo historia.

Modern Warfare es una reboot de la franquicia, ubicándonos antes de los sucesos del primer Modern Warfare allá por el 2008, pero este sucede enteramente en el 2019. Uno de nuestros protagonistas es el famoso y querido Capitán Price, que en este caso a través de varias operaciones encubiertas evitará una tercera guerra mundial.

La historia como bien sabe hacer Call of Duty, es cruda y realista, mostrándonos los horrores de la guerra y los innumerables estragos que puede causar al rededor del mundo. MW (Modern Warfare) se inspira en varias películas modernas del genero bélico como 13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi (2016) de Michael Bay (Transformers), este homenaje lo vemos en la misión Embassy. También podemos ver mucho de Zero Dark Thirty (2012) de Katheryn Bigelow en varias misiones.

Hace mucho tiempo que no veíamos en la franquicia una historia tan bien creada y sin recurrir a lo fantasioso o cliché de otras sagas, probablemente a nivel narrativa este entre los mejores de la saga. El juego vislumbra todo su potencial cuando se lo juega en modo realista, la dificultad más difícil, que nos deja sin HUD, ni ninguna especie de ayuda.

El nuevo motor de Infinity Ward nos da una experiencia nunca antes vista en lo que a nivel gráfico se refiere en toda la historia de Call of Duty, en algunos momentos la experiencia se vuelve simbiótica con el juego ya que se ve totalmente real, sobre todo en las misiones en la que la visión nocturna está involucrada.

Los personajes logran meternos de lleno con sus historia en particular con todas las partes en la que nos convertimos en Farah Karim, líder de la revolución contra el terrorismo en el país ficticio de Urzikstan, en donde tratan de terminar con las fuerzas de la invasión rusa y el Al-Qatala.

Más allá de la propaganda que hay en todos los juegos bélicos, MW logra casi quedarse a un lado de este tipo prácticas. La experiencia se centra totalmente en lo personajes y lo que la inminente guerra hace que vivan día a día, terrores y perdidas de todo tipo.

Jugabilidad

El juego vuelve a capturar lo que supo revolucionar por más de diez años el multijugador como lo conocíamos, volviendo a recuperar su velocidad de siempre con combates rápidos y directos, sumando un poco más de cobertura pero siempre manteniendo su núcleo de jugabilidad.

Además de que el realismo de las armas a nivel daño, precisión y portabilidad, está logrado de una manera impresionante, todos los combates se sienten distintos, con una cantidad desorbitante de variantes posibles, lo cual no es común para la saga y es un gran agregado a la formula del éxito.

En el modo de un solo jugador nos vamos a encontrar con todo tipo de armas ya sea con las que empezamos o con las que vamos encontrando en los cuerpos de nuestros enemigos o en las bases que iremos asaltando, esto hace que si nos encontramos contra la pared podamos cambiar de estrategia para abrirnos camino.

Multijugador

Como la mayoría de los Call of Duty, MW no es la excepción y nos entrega su mayor fuerte en jugabilidad en su apartado multijugador, ofreciéndonos todo tipo de experiencias de juego. Ya sea las partidas clásicas como Team Deathmatch, Capture the Flag y Domination. O las más nuevas como el modo 2 vs 2, Gunfight o también una experiencia nueva para la saga, Ground War que nos pone en partidas masivas con vehículos.

Estos dos nuevos modos le agregan una nueva vuelta de tuerca a como jugar un título tan frenético como MW, Gunfight nos pone en un mapa minúsculo en partidas de 2 vs 2, con un Loadout o equipamiento totalmente al azar, obviamente dándole a nuestros enemigos el mismo equipo. El objetivo es ganar 5 rounds, y así poder llevarse la partida. Se trata de algo muy divertido y adictivo para los más veteranos de la franquicia además de los nuevos jugadores.

Ground War nos acerca más a una experiencia Battlefield, dándonos inmensos mapas en partidas de 50+ vs 50+ jugadores. Además incluyendo vehículos, ya sea autos, tanques o helicópteros, algo casi nuevo para la franquicia, lo más cercano lo habíamos visto en el fallido modo Battle Royale de Black Ops 4.

En cuanto a personalización como en todo CoD, se nos ofrece una amplia y profunda posibilidad de crearnos distintas clases para todos los tipos de batallas que vayamos a experimentar. Además se nos agrego la posibilidad de elegir a nuestro soldado a gusto, con varias opciones distintas, que no hace ninguna diferencia pero nos suma más a nivel estético.

También podremos personalizar nuestras armas con todo tipo de accesorios que se irán destrabando a medida que más usemos dicha arma. Además le podremos agregar camuflajes distintos, todo sin ser colorido y casi caricaturesco como otras entregas de la franquicia, siempre tratando de lograr la simulación de combate.

El crossplay es un gran paso para la saga ya que al fin junta a todos los jugadores en un solo lugar, mostrando algunos errores a nivel comunicación y estabilidad de la party pero pudiendo disfrutar de manera plena.

Gráficos y Sonido

Probablemente estemos ante el CoD más real jamás creado, con el nuevo motor gráfico de Infinity Ward, lograron una inmersión y realismo nunca antes visto en la saga, todo los personajes se comportan y mueven de manera real, su pelo, expresiones y todo tipo movimientos, es un logro a nivel técnico y de jugabilidad.

En el modo multijugador por suerte esto no varia tanto como lo vimos en el Black Ops 4 y su modo Battle Royale que parecía hecho con otro motor gráfico para poder correr semejante mapa y esa cantidad de jugadores. Se nota en todo momento el hecho de que 5 de los estudios de Activision Blizzard estuvieron involucrados en la realización del juego.

En cuanto a sonido el juego es perfecto en todo sentido, las explosiones, balas, golpes, heridas, impactos todo se escucha y se ve real, logrando un realismo majestuoso para que el jugador nunca se sienta fuera del juego en ningún momento.

Conclusión

Call of Duty: Modern Warfare logra retomar sus raíces y mejorar todo lo que hizo de la saga MW, una de las más exitosas de la franquicia, mostrando realismo y crudeza nunca antes vistos, volviendo a una experiencia multijugador como la saben hacer, sin necesidad de usar cosas que se ven en otro tipo de géneros.

Lo bueno

  • Gráficos.
  • Realismo.
  • Multijugador.
  • Historia.
  • Sonido.
  • Rejugabilidad.

Lo malo

  • Algunas partes de la historia son demasiados iguales a la película de donde están inspiradas.
  • El crossplay le falta pulirse.
Overall
9/10
9/10
  • Graficos - 10/10
    10/10
  • Sonido - 9/10
    9/10
  • Gameplay - 9/10
    9/10
  • Historia - 8/10
    8/10
  • Rejugabilidad - 9/10
    9/10

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: