[Reseña] Contra: Rogue Corps (Nintendo Switch)

Durante el E3 2019 se nos reveló el regreso de una saga legendaria en la historia de los videojuegos: Contra… pero lamentablemente quedó en un intento fallido.

Esta franquicia de «matamarcianos» o juegos Run N’ Gun ha tenido 17 entregas en diversas plataformas desde el lanzamiento del primer juego para recreativas en 1987.

En esta ocasión, Konami intenta revivir la saga con nuevos agregados y una aproximación a lo que vimos en títulos como Neo Contra más que la acción más clásica de los primeros títulos en 2D.

La pregunta entoces es: ¿Logró Konami este objetivo? Continúa leyendo para averiguarlo.

Gameplay

Las mecanicas de este título, como mencioné antes, son muy cercanas a las de Neo Contra: movimiento tridimensional con una cámara independiente que cambiará de ángulo según las secuencias.

Y si bien esto puede resultar algo tedioso e incluso irse en contra tuya, no es nada que no se haya visto antes en la saga.

Pero el título posee más variaciones, como el añadido del «dash», movimiento que nos permitirá aturdir enemigos y evadir ataques con facilidad.

Además de lo anterior, ahora nuestras armas se sobrecalentarán si las usamos mucho; lo cual va de la mano con tener un arma principal y una secundaria, entre las cuales tendremos que cambiar para no perder el ritmo.

Adicional a esto, se podrá usar un ataque especial que varía según el personaje equipado, al igual que un ataque de frenesí que nos permitirá hacer más daño por un tiempo limitado.

Por primera vez llega a la saga el loot, con el cual se podrán mejorar armas en el Taller y podremos cambiar órganos de nuestro cuerpo en el quierófano. Esto para añadir habilidades o mejorar las ya existentes.

Y es aquí donde está otro gran problema de este juego: si quieres desbloquear cosas a un ritmo consistente, tendrás que jugar los mismos niveles varias veces y hasta con personajes diferentes.

Modos de Juego

En cuanto a modos de juego, de entrada, tendremos una campaña que completar en Rogue Corps con cuatro personajes a elegir: un tipo muy musculoso, una mujer con una alien en el abdomen, un panda y un alienígena que habla elegantemente.

Aquí deberemos superar misiones de aniquilar enemigos y conseguir cápsulas con «información» para investigar el terreno.

También podremos comprar órganos y armas en el mercado negro, aunque los precios a veces sean muy exagerados respecto a los beneficios de cada objeto y haya que farmear demasiado para conseguir dinero, como mencioné anteriormente.

Ahora, el verdadero gran añadido de este Contra es poder completar misiones de la historia en línea con otros jugadores, crear salas privadas, jugar en una consola con varias personas o con amigos en línea.

Y es que, si bien la saga ha sufrido de ser repetitiva desde el primer título, este defecto se intensifica al ver oleadas de los mismos enemigos una y otra vez.

El juego incluso recurre a estrategias antiguas para extender su vida: recicla a algunos monstruos que se supone son jefes, cosa que es bastante cuestionable hacer en pleno 2019 (más si le quitas al juego toda su esencia de plataformeo y lo reduces únicamente al combate).

Se echa mucho de menos también la variedad de escenarios, que son reciclados constantemente y la variedad de estilos que exitía en los primeros juegos (aquí será solo caminar y disparar, nada de motos, aviones o lanchas).

Esto pesa mucho más en un juego que es mucho más largo que las entregas anteriores (ya no estamos en la tercera generación para ir extendiendo «artificialmente» la duración de los juegos).

Además, se siente un juego bastante más lento e impreciso que títulos anteriores, ya que, lastimosamente, recurre a una práctica que me parece poco consecuente con la saga: encerrarte en ciertas partes del nivel con oleadas de enemigos.

Es bastante normal que esto ocurra con los jefes, pero en este título ocurre repetidamente durante los niveles y le termina de quitar toda fluidez y frenetismo a la jugabilidad.

Además hay que tener en cuenta que tendremos un tiempo límite para completar los niveles, cosa que también es nueva aquí y que es la estrategia que usaron los desarrolladores para contrarrestar la poca fluidez de los niveles (aunque no lo logra del todo).

Apartado visual

Hay que empezar por decir que la dirección de arte visual de este juego es bastante cargada, cosa que no mejora con una versión para Nintendo Switch más bien regular, que no logra buenos resultados gráficos aún existiendo trabajos maravillosos como Wolfenstein II o The Witcher 3 en la consola.

Y es que, si de gráficos hay que hablar, Konami trató este Contra como un juego secundario. Incluso en las demás versiones, los gráficos no están a la altura de un juego de 2019, e incluso de otros juegos del género lanzados recientemente. Aún así, el juego corre a unos fluidos 30 fotogramas por segundo en Switch, hay que reconocerles eso.

Igual, tampoco es todo malo. La elección de una estética caricaturesca para las cinemáticas combina muy bien con el humor del juego y la música, si bien no destaca ni es especialmente interesante, acompaña al gameplay decentemente.

Algunos de los añadidos más interesantes respecto a este apartado son las animaciones de ataques especiales y de remates a enemigos aturdidos. Si bien pueden aburrir, pues no varían y las estarás viendo decenas de veces en el mismo nivel, no se puede negar que están muy bien hechas.

Por último, el diseño de personajes y enemigos, si bien no es mi favorito, conserva algo de lo grotesco que han tenido siempre los juegos de Contra.

Otros apartados

En cuanto al diseño de la interfaz del juego, se añade algo a la saga muy interesante: el lobby, donde podremos escoger entre ver nuestro perfil, completar misiones, ir al competitivo, o mejorar nuestras armas y cuerpo.

No se echa de menos, pero está bien.

Por otro lado está la historia, que nunca ha sido relevante en la saga (por eso está en esta parte del análisis) pero que aporta un poco más en este juego ahondando en los personajes y creando un puente entre los jugadores y el título gracias a Lily, personaje carismático que nos quiará en las misiones.

Por último hay que hablar del online que, como ya mencioné, le aporta más diversión al gameplay y contrarresta en cierta medida lo repetitivo del juego.

Es una excelente elección permitir jugar a la historia en cooperativo sin dejar de lado la opción de jugar en competitivo, aunque hubiera estado mejor si se hubiera añadido algo más a este modo más allá de lo que ya existe en el juego.

Conclusion

Contra: Rogue Corps es un intento fallido de revivir la saga. El diseño de niveles no es digno de la época en la que estamos, gráficamente deja mucho que desear y pierde buena parte de la esencia que hizo buenos a los clásicos de Konami.

El modo online, añadidos interesantes y una historia un poco más elaborada hacen que el juego sea entretenido, pero sigue siendo una pena y un despropósito que se le coloque el nombre y el precio de Contra a un producto así.

Overall
5/10
5/10
  • Graficos - 3/10
    3/10
  • Sonido - 7/10
    7/10
  • Gameplay - 4/10
    4/10
  • Historia - 7/10
    7/10
  • Rejugabilidad - 4/10
    4/10

Summary

Contra: Rogue Corps es un intento fallido de revivir la saga. El diseño de niveles no es digno de la época en la que estamos, graficamente deja mucho que desear y pierde buena parte de la esencia que hizo buenos a los clásicos de Konami. El modo online, añadidos interesantes y una historia un poco más elaborada hacen que el juego sea entretenido, pero sigue siendo una pena y un despropósito que se le coloque el nombre y el precio de Contra a un producto así.

Cardo

Colombia. 21 años. Estudiante de Gestión Cultural y Comunicativa. Amante de los videojuegos y apasionado escritor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: