[Reseña] Akihabara – Feel the Rhythm Remixed (Nintendo Switch)

Desde mis inicios en los juegos me ha atraído los puzzle, siempre he tenido una afinidad con este género llevándome a probar muchas propuestas interesantes, tanto en los videojuegos como en los juegos de mesa o juguetes. La experiencia que tengo con los puzzle me lleva a exprimirlos al máximo y a resolver rápidamente los problemas que me ponen en el camino, más aún cuando estos me permiten competir con mis amigos en una tarde de sana competencia.

Una propuesta de este género llegó a la consola híbrida de Nintendo de la mano de JMJ Interactive, Akihabara – Feel the Rhythm Remixed fue lanzado en formato digital el 29 de noviembre de 2018. Al comenzar a probar Akihabara sentí un aire de familiaridad, me ha hecho recordar juegos de los cuales se inspira, pero con un agregado de juegos de ritmo como Taiko no Tatsujin que influyen en la durabilidad.

¿En que consiste Akihabara?

Akihabara está dividido en tres álbumes los cuales son Akihabara, Midnight Mix y Electronic Symphony, Cada uno tiene dos modos, campaña y single track, tendrás que terminar el álbum completo para que las canciones se habiliten en el modo single track. El juego cuenta con un total de 25 canciones de las cuales 6 son remix de canciones que aparecen en el álbum principal, todas las canciones son de música electrónica, son buenas canciones, pero son muy parecidas, en ocasiones solo te darás cuenta que termino una canción y comenzó otra por que las fichas cambian de aspecto al cambiar de canción. Superar el juego completo te llevara poco más de una hora ya que cada álbum dura alrededor de 20 a 30 minutos.

Hablemos de la jugabilidad, el juego consiste en mesclar piezas con el mismo aspecto haciendo grupos de 4, iremos acumulando estos grupos para hacer cadenas de combos y multiplicar nuestra puntuación. Nos movemos con las flechas izquierda y derecha del D-Pad, con el botón de arriba o “B” giraras la pieza y abajo para que la pieza caiga de inmediato, las piezas no se eliminan automáticamente como en otros juegos, estas tendrás que ser eliminadas presionando el botón “A” cuando la línea blanca que atraviesa el escenario pase por las piezas que quieres eliminar, pero esto tendrás que hacerlo siguiendo el ritmo de la canción, el juego te calificara que tan buen ritmo tienes. Al ir eliminando piezas se va cargando una barra de energía al lado izquierdo que te permitirá crear una ficha nueva al presionar el botón “X”, esta ficha eliminando las piezas que estén a su alrededor permitiendo despejar el tablero cuando estés metido en algún problema, en lo personal no me he visto en la necesidad de usar esta mecánica ya que el juego es muy fácil, si quieres que rete tus habilidades tendrás que ir a las opciones y ponerlo en modo difícil además de activar la opción de aumentar su velocidad, aun así la dificultad no aumentara demasiado y si eres un jugador habitual de juegos como Tetris y Puyo Puyo no tendrás problema en superar el juego.

En cuanto a los controles, se me han presentado problemas en el juego, uno de estos es no poder retroceder con el botón “B”, lo que resulta molesto y ralentiza el desplazamiento por los menús, sumado a esto no podemos usar el análogo del control, estas son pequeñas molestias a las cuales te puedes acostumbrar, pero me ha pasado que el control no responde cuando quiero mover alguna ficha arruinando algunas jugadas, en general opino que no han podido adaptar los controles que usaban en dispositivos móviles a los botones del control de switch.

Como ya dije anteriormente el juego me ha durado más o menos una hora, esto es porque la rejugabilidad solo se limita a superar tus puntuaciones en el álbum total o en cada canción, ya que el juego no cuenta con un modo multijugador local ni tampoco un modo en línea, teniendo esto podríamos alargar la vida del juego un poco retando a nuestros amigos. Lastimosamente el juego cuenta con varios problemas que no se limitan al control anteriormente mentado, uno de estos problemas se ve en la mecánica de eliminación de bloques,

Al tener que ser eliminados por el jugador hacen que el gameplay sea muy lento en comparación con otros juegos del género, además no es muy claro en qué momento debes de eliminar los bloque para lograr la máxima calificación, la música no enfatiza el momento en el que debes eliminar las piezas, tampoco se ve una penalización real por ignorar la mecánica del ritmo haciendo que el jugador termine ignorándola.

Conclusión de Akihabara

En conclusión, si eres un jugador frecuente de este género es mejor que busques otras opciones más desafiantes, si eres nuevo y quieres dar tus primeros pasos en el género, existe una biblioteca bastante nutrida de buenos juegos puzzle y si aun así quieres jugar Akihabara ten en cuenta que existen otras opciones mejores en la consola.

Lo bueno

  • Música.
  • Jugabilidad.

Lo malo

  • Gráficos.
  • Velocidad.
  • Diseño de menús.
  • Poca rejugabilidad.

Nota 5/10

0/10
User Review
0/10 (0 votes)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: